lunes, 17 de junio de 2013

Cuando pica el gusanillo...


Cuando pica el gusanillo no lo puedes evitar y caes. Eso és lo que me ha pasado con el punto, que no me puedo resistir. Hay tantos tipos de lana y veo tantas posibilidades...que horror!! Si con el patch ya era una ruina ahora hay que compartir presupuesto para ambas labores...jajaja. Estos preciosos ovillos ya están comenzando a tomar forma de algo que espero enseñaros en breve.


Y entre picores una paellita casera de verduritas que hemos comido hoy y que estaba...mmmm...para repetir!! Gracias a todas por estar ahí y por vuestro cariño. Feliz lunes!!

2 comentarios:

  1. Estos vicios laboriles que tenemos son tremendos, a ver si pronto nos enseñas lo que te traes entre manos con esos ovillos tan divinos.
    Por cierto, esa paella tiene una pinta buenísima, no me extraña que repitieseis.
    Besos. María.

    ResponderEliminar
  2. A ver con qué nos asombras!!!
    Qué rica esa paella!!!
    Besitos

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu cariño y un poquito de tu tiempo.