miércoles, 9 de mayo de 2012

Mis regalos del día de la madre


Un día iba con mi madre y entré a una tienda de patch, allí se enamoró de un delantal llenito de aceitunas. Días más tarde fuí a comprar la tela para hacerle el delantal que le había gustado.


Una vez allí ví ésta tela de cupcakes y me acordé de mi hermana ( mi segunda madre). Entonces lo vi claro: les voy a hacer unos delantales por el día de la madre. Dicho y hecho, cogí uno que tenía en casa para fijarme a la hora de coser.


Así se los entregué, sin papel que contamine y con lazos reutilizables...jajaja. Sus caras fueron un poema y yo feliz de un trabajo bien recibido.
Espero que os guste. Mil gracias a todas por vuestros comentarios y por estar ahí.

4 comentarios:

  1. Hola amiga!!!
    Te quedaron geniales!
    Que Dios te colme de Bendiciones...especialmente de Fortaleza.
    Un fuerte abrazo desde Venezuela!!!

    ResponderEliminar
  2. Son preciosos, yo soy fan absoluta de los delantales, y por cierto, tengo alguno pendiente para regalar, te copio!

    ResponderEliminar
  3. Son guapisimos.....a ver si vienes a vernos ,,,,,un beso

    ResponderEliminar
  4. Pero como no les iban a gustar! Menudo detalle. Ahora seguro que les da pena usarlos. un beso fuerte!!!!Andrea

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu cariño y un poquito de tu tiempo.