martes, 27 de julio de 2010

Las nuevas generaciones

A mi sobrina, la pasada navidad, le regalaron una máquina de coser y de vez en cuando me pide que hagamos alguna cosilla. El otro día bajó con su máquina y me dice: hola, me puedes poner bien el hilo que nosotras no podemos?. Resultado se quedó en casa cosiendo y la verdad es que lo hace muy bien. También le encanta pisar el pedal de mi máquina mientras yo dirijo con las manos. Estos niños...aunque me encanta que le guste coser y que quiera compartir estos ratos conmigo. Ahora cuando va de paseo y ve una tienda de patch me explica las cosas que ha visto...jajaja.


2 comentarios:

  1. Qué graciosa! Y qué maquina de coser mas mona! De aqui a nada la tienes cosiendo igual de bien que tú. Un besito!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola tengo curiosidad por saber como conseguir el libro,El club de los viernes.¿Podrias decírmelo?

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu cariño y un poquito de tu tiempo.