sábado, 26 de diciembre de 2009

LA LLEGADA DE NIRA

Esta es una de sus posturas favoritas para dormir, siempre está patas arriba. Era tan pequeña...pesaba 3 kilitos y ahora...casi 20!!!
Su carita fué lo que más me gustó. Fuí yo quien elegió a nuestra mascota. Mi marido tenía muchísimas ganas de tener una mascota en casa y me perseguía por casa diciéndome lo estupendo que sería tener una. Después de sopesar la idea durante una semana entera ( yo soy así) fuímos a la perrera. Lo primero que me enseñaron fueron los cachorros, en concreto cuatro hermanas que habían tirado al container de la basura...Fué amor a primera vista!!!
No me la pude quitar de la cabeza, ya estaba decidido, sería una más de la família. Ahora faltaba el nombre no quería nada común y como me encanta la mitología griega y romana,no lo pensé dos veces.
Cogí papel y boli y comencé a hacer una lista con mis personajes mitológicos preferidos.
Cuando volví a la perrera , para hacer una visita me puse delante de la jaula donde se encontraba (ella me miraba fijamente). Entonces comencé a pronunciar uno a uno cada nombre de mi lista (creo que había 7), no hubo ninguna recaión hasta que le dije: Nira. Y entonces ocurrió...giró su cabecita de un lado a otro:ALEA IACTA EST o la suerte está hechada, ese sería su nombre.
Nira proviene de Deyanira,como era muy largo lo acorté...jajaja.

Así fué como llegó a nuestras vidas, este peluche rubio y juguetón. Justamente esta foto es del primer día que llegó a casa, cuando conseguimos que saliera de su escondite ( detrás del sofá).
¿No es una monada?



Dando un paseo por mis archivos he encontrado estas fotos y me apetece compartirlas con vosotras.
















3 comentarios:

  1. Es una monada. Felicidades y a cuidarlo mucho

    ResponderEliminar
  2. Que guapa! me encantan los cachorritos, y me encanta el hecho de que la hayas acogido de una perrera. Yo a la mia la recogí del monte con 15 días, abandonada muy cerca de una perrera, pero los dueños no tuvieron las narices de entregarla allí, un día de los más frios y lluviosos que tuvo Valencia en aquel mes. Maldita gente sin escrúpulos, era preciosa, y la acogimos, sin saber que en que podría convertirse de mayor, cual fue nuestra sorpresa que ahora es una perra preciosa, muy loca, eso sí, pero un amor también y super cariñosa con todos, sobretodo con mi niño. Bueno, que me enrollo, es que me encanta hablar de ella. Algún día pondré fotos en mi blog para que la conozcas, por cierto, se llama Gaia (la diosa celta que representa a La Tierra, de donde la recogimos) ¿te suena de algo?jeje.Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Que carita mas guapa!!!! Yo tambien tengo una perra recogida de la perrera, de eso hace ya 7 años, y es un amor, besos y Feliz Año

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu cariño y un poquito de tu tiempo.